viernes, 26 de diciembre de 2008

YACIMIENTOS OLVIDADOS DE LA PROVINCIA (II). EL CASTILLO CALIFAL DE EL VACAR.


El otro día, haciendo zapping, me topé con una "gala" televisiva del cantante Raphael, reciente consuegro de nuestro presidente del Congreso, según me comentaron unos amigos que estaban en casa. Ello me dio pie (tras cambiar a toda velocidad de canal) para comentar la relación entre dicho cantante, su señora esposa y Córdoba, que no es poca, pues esta familia (en concreto, la esposa del cantante) es -hasta donde yo sé- la dueña del magnífico castillo califal de El Vacar. Esta impresionante fortaleza, una de las más antiguas de España, se encuentra en uno de los lugares más estratégicos de Andalucía, como lo demuestra la reciente ubicación de la base militar de Cerro Muriano, pues desde ahí se controlan las vías de comunicación entre todo el valle medio del Guadalquivir con la Meseta, ya sea a través del Valle de los Pedroches (hacia Almadén, productora de mercurio y zona de tránsito de ganado) o por el valle del Guadiato (hacia Mérida). Construido en el siglo X d.C., conserva todo su perímetro amurallado, aunque tiene bastantes torres desmochadas y un enorme boquete en su muro occidental. Se trata, así pues, de uno de los pocos castillos califales que quedan en España... y que quedan en manos privadas.
Que esta fortaleza está olvidada no hay que justificarlo mucho, sobre todo si se tiene en cuenta que hoy el recinto está alquilado por sus propietarios como cobertizo. Sí, no es broma. Hoy el altivo castillo omeya tiene la función de redil de ganado de las alquerías cercanas, accediendo el ganado por el orificio occidental ya mencionado, no sabemos si haciendo uso de él o practicado ex profeso para la ocasión.
Lo cierto es que nadie, ni Consejería ni Ayuntamiento, ni cordobitas de pro que ponen el grito en el cielo cuando se cae una tesela del mihrab (fácilmente solucionable el asunto, por cierto), ni nadie de la universidad ha hecho ni el más mínimo movimiento para que este castillo, patrimonio de los cordobeses y ejemplo vivo de su historia omeya, deje de usarse como redil. No digo ya que pase a manos públicas, pero sería lo suyo, pero cuando menos los responsables de estas cosas en nuestras administraciones bien podrían hacer algo porque estos muros de tapial no siguieran siendo humillados y degradados por el uso que le dan dueños y las vaquerizas cercanas. De paso, dinamizarían gracias al Patrimonio alguna de esas barriadas norteñas de las que no se acuerdan nunca (bueno, casi nunca, sólo cada cuatro años), generando otro foco más de atracción turística y sembrando el germen de la industria cultural, tan necesitada en una ciudad que aspira a ser algo dentro de este mundo en 2016.
Sería bueno que fueran los propietarios los que decidieran apostar por este tipo de industria, pero se me antoja quimérico en nuestra sociedad, donde espectáculo y cultura se confunden con demasiada frecuencia.

3 comentarios:

Rafael Jiménez dijo...

Para los cordobitas de pro El Vacar debe estar en las lejanías de la sultana y mora, esa donde crecen con exuberancia los jaramagos.

Jerónimo Sánchez dijo...

Desde luego. Teniendo en cuenta que no van a ver ni Medina Azahara... en fin, por lo menos que no se diga que no se dijo.

superior dijo...

tuerqi631
afuhan368
bajisitan
balesitan
nanfei87