martes, 28 de septiembre de 2010

TRES PREGUNTAS SOBRE CÓRDOBA 2016: Implicaciones en nuestro Patrimonio Histórico

HACE MUCHO TIEMPO ESCRIBÍ VARIAS COSAS SOBRE CÓRDOBA 2016, ESE MAGNÍFICO PROYECTO QUE DEBERÍA SUPONER CAMBIAR RADICALMENTE ESTA CIUDAD. SON DOS ARTÍCULOS PUESTOS EN UN FORO QUE AHORA RETOMO ANTE EL PAROXISMO MEDIÁTICO. EN EL PRIMERO ME PREGUNTÓ SOBRE QUÉ ES ESO DE LA CAPITALIDAD. EN EL SEGUNDO PREGUNTO EL PARA QUÉ. LA ÚLTIMA REFLEXIÓN, MÁS COMPLEJA, ES SOBRE LAS CAUSAS QUE NOS EMPUJAN A ESTE PROYECTO, USANDO COMO EXCUSA UN COMENTARIO EN UN DIARIO LOCAL.



¿QUÉ?


<< GALA, A.: “Si (Córdoba) no ha sido ya Capital Europa de la Cultura es que Europa es gilipollas”


TEJERO, A.: “El actor traicionó el guión para exclamar, haciendo gala de su cordobesidad: “¡Qué bonita es Córdoba, cipote!“.


Estas dos frases, sacadas de un artículo de El Día de Córdoba, me han dejado realmente estupefacto. Luego he leído otras noticias, en otros medios, y todos coinciden tanto en las formas como en el fondo en el que se desarrolló el “acto”. Esperaba que alguien las comentara, para bien o para mal, aquí. Pero no. Me he quedado sólo, con mi desolación. He pensado, con tristeza, en el dineral que habrá costado el acto, y todas las cosas que se podrían haber hecho con él. Y, por un momento, la rabia me ha hecho pensar en contestar, una por una, todas las sandeces, exabruptos y manidos tópicos usados… y repetidos con alborozo por la prensa escrita.

Pero no. No lo he hecho. Y me he quedado pensando en que no conozco una ciudad como esta, la nuestra: con su pasado siempre en la boca, pero que a la primera oportunidad lo destruye; sin presente; y eternamente esperando un futuro que no llega… Pero no. No llega nunca.

Excavamos sin cesar… para destruir los yacimientos luego; nos sorprende nuestro pasado… para enterrarlo bajo toneladas de cemento; alardeamos de nuestro estoicismo senequista… como simple chulería altanera de quien nada puede; volvemos nuestra mirada hacia nuestros grandes hombres… olvidando que también hubo mujeres y que, la mayoría, salieron huyendo de esta ciudad que les negaba el pan y la sal; pregonamos la cultura… cuando en realidad sólo buscamos una vanidosa fama; ansiamos ser lo mejor de Europa, su capital cultural… e insultamos a quienes queremos imitar.

Esta ciudad, paradójica, se está convirtiendo en un esperpento de sí misma. En aquellas actrices, viejas y olvidadas, ansiosas de volver a la fama, aún a costa de su propia imagen, de su propio ser, traicionándolo todo por un mísero minuto de (nueva) gloria.

Todo lo que he leído me ha desbordado. Nada de lo que allí aparentemente se dijo servirá para hacernos mejores, más cultos, menos catetos, más educados, más sabios… Nada de lo que he podido saber de lo que allí ocurrió me anima a pensar que, realmente, se producirá una auténtica transformación de esta provinciana ciudad en una magnífica y placentera ciudad europea de cultura, conocimiento, sensibilidad, respeto por el pasado, orgullo por el patrimonio, amor por la naturaleza, referente de cambio socio-económico e integración con la Europa que significa todo eso.

Pero no. No ha sido así. De nuevo hemos apostado por el casticismo más añejo… por la vacua oratoria falsamente cercana del viejo general que arenga a unos escuálidos soldados resignados a su suerte… por el sepulcro encalado… por lo oficial frente a lo real… por la revolución desde arriba en lugar de los cambios reales desde abajo.

Mañana será otro día, otro día sin presente, otro día con un incierto futuro… pero eso sí, con unas profundas raíces, secas, pero profundas.

Ojalá seamos capital cultural y ojalá nos sirva para cambiar en algo, a mejor. Aunque tal vez sólo sirva para vivir un sueño del que despertar abruptamente a una durísima realidad cotidiana. >>




¿PARA QUÉ?



<<>empujando to entra“. Y eso es lo que está pasando: todos a empujar para ganar la Capitalidad Cultural 2016, Obama el primero. Pero, ¿ganar?¿ganar qué?¿ganar para qué?

Toda Córdoba se ha vuelto loca (no es una imagen, están todos como un cencerro) con la palabra de Obama, casi divina, casi de Dios: CÓRDOBA. Las autoestimulaciones han llegado al paroxismo y un terremoto de emoción embarga a un ayuntamiento comunista-socialista ante la posibilidad de que el Emperador del mundo mundial, el amo del Capitalismo Keynesiano, el Dueño, el Hacedor de Armas y Vendedor de ellas en los hiper de su país, venga de visitilla al páramo cordobés. Incluso gente que tengo por muy razonable habla ya de las bondades de la Palabra, de ese Verbo hecho Carne que es el ídolo de todo político occidental, y de lo que nos ayudará a conseguir nuestro objetivo.

Pero este objetivo, ¿qué significa?. Mucho me temo que lo de la Capitalidad es una excusa. Aquí lo que importa es que venga Obama. Ese es el objetivo de verdad: empujar para que venga Obama. Tengo la impresión de que, además, será como los otros grandes proyecto de este Consistorio; como ese magnífico aeropuerto donde, para aterrizar un avión un poco más grande que esos de los que venden en Los Guillermos hay que entrar en pérdida y caer, sobre la pista, a plomo; o como ese puntero palacio de congresos que sólo servirá para ser inaugurado… Es decir, que todo se basa en una foto para la Historia. Ya imagino las portadas: Ocaña y Obama. OyO. OOhhhhhhh. Aunque el momento más sublime será cuando nuestro alcalde se suba en una silla para darle un besito a Michelle… impagable.

Y es que todo en estos políticos es vanidad. Lo que importa es la foto. Y ya es tradición. Exterminio Trigo, ex-alcalde también tránsfuga y hoy en un oscuro despacho de la Delegación de Educación, dijo lo mismo cuando las máquinas empezaron a demoler Cercadilla: ” a mí lo que me importa es darle mano al Rey cuando venga a inaugurar la estación”. Y voilà, estación mediocre al canto, manita al Rey y uno de los mayores yacimientos arqueológicos de Europa y tal vez la primera basílica cristiana y el primer palacio episcopal cordobés (eso de que es el Palacio de un Emperador no se lo cree nadie ya), donde se han enterrado obispos y abades, destruido. Porque lo único que interesa es la foto. Ya podrían decir, catedráticos e intelectuales, qué les parece que se destruya patrimonio para hacerse una foto. Pero me temo que declinarían amablemente contestar. Por eso ellos están donde están.

Volvamos a las preguntas del comienzo.

¿ganar? a mí no me importa ganar; lo que me interesa es que Córdoba cambie de verdad; que venga Obama está bien, pero sólo para aumentar exponencialmente y temporalmente un turismo depradador, tan depredador como las intencionalidades políticas que hay detrás de ganar y de que venga. Recuerdo al personal que esto no es la Expo ‘92, aunque cada día se parece más. Y recuerdo también al personal que luego hubo un ‘93… lo vivimos todos, y yo todavía me acuerdo de los años que estuve en paro por el dichoso evento.

¿ganar qué? ¿la capitalidad en 2016? Pero yo quiero que Córdoba se convierta en una ciudad cultural de verdad; que no necesita Una Palabra Divina para promocionarse, como otras ciudades, como Florencia, como Amberes o Gante, como Heidelberg, como… tantas otras donde la venida de un hombre, por muy importante que sea, no altera su esencia ni supone un maná necesario para la vida.

¿ganar para qué? para seguir, al día siguiente, como estamos, pero eso sí, con “los objetivos políticos cubiertos”; sin industrias limpias y tecnológicas, pero con Obama; sin empleo, pero con Obama; sin cultura, pero con un cartelito que ponga Capital Cultural…

Se ha puesto a Granada de ejemplo. Pues bien: la visita de Clinton, mamao (uff, perdón, borracho, quería decir borrachito… contento vamos… lo siento, lo siento, no quería decir lo primero) al Albaicín ¿sirvió para algo más que aumentar esporádicamente las visitas? NO ¿han arreglado el barrio? NO ¿han detenido la fuga de vecinos? NO ¿han llenado de servicios e infraestructuras culturales la zona? NO ¿han recuperado el rico patrimonio del barrio? NO ¿es la Alhambra más famosa? NO ¿es Granada más rica y más culta? NO, NO, NO….. ¿Ha servido para lo fines políticos de algunos a largo plazo? NOOOO.

Lo siento, esto de Obama, la proyección mediática, la fotito y todo lo demás no me interesa… sigamos siendo un país de fiestas y entierros, donde la normalidad, el día a día no existe… “que empujen otros”… que seguro que, como dice el dicho, algo entra. >>



¿POR QUÉ?


Comentario nº 49 , de alguien que se autodenomina "Rafa" (no podía ser de otro modo en esta ciudad).


Para los que apoyan la candidatura de Málaga, hay 10 razones para que Córdoba sea capital Europea de la Cultura en el 2016:1ªEl legado de la historia,2ªUn patrimonio universal,3ªTradiciones centenarias,4ªEl arte y las letras en escena,5ªUna ciudad por conocer,6ªSolidaridad que se siente,7ªNaturaleza y medio ambiente,8ªParticipación ciudadana,9ªInnovación tecnológica,10ªComunicaciones que unen. 10 razones para llegar al 2016 con buena nota.


Me he permitido matizar estas 10 razones.



1. El legado de la historia = yacimientos arqueológicos arrasados, como Ategua o los arrabales omeyas


2. Un patrimonio universal = la destrucción de las dos últimas fases del Puente Romano durante una restauración que contraviene todas las normativas internacionales sobre recuperación de patrimonio edificado que desde hace 40 años lleva dictando la UNESCO. Restauración de la Mezquita o del Palacio Episcopal con idéntica metodología. La iglesia de Santa Catalina, antigua mezquita y más antigua iglesia visigoda, enfoscada entera de hormigón. El área de reserva arqueológica del Parque Cruz Conde arrasada por las nuevas construcciones y por el nuevo proyecto de aniquilación del propio parque. El nuevo hospital, tan necesario, va a acarrear la destrucción de un barrio entero de época omeya.


3. Tradiciones centenarias = como destruir el patrimonio histórico y edificar donde no se puede


4. El arte y las letras en escena = sí, vamos, como los exabruptos de Gala o de Tejero. O tal vez se refiera a la Casa Góngora, vacía.


5. Una ciudad por conocer = a este paso de destrucción, no quedará nada que no sea arquitectura contemporánea mediocre para ver. Nadie viene a ver el Plan Renfe. Vienen a ver la mezquita. No sé si alguien se ha dado cuenta.


6. Solidaridad que se siente = no sé a qué se refiere, y de sentimientos es mejor no hablar


7. Naturaleza y Medio Ambiente = las parcelaciones ilegales, la destrucción y privatización de los veneros de la Sierra, los Baños de Popea en estado de repugnancia total, los encinares arrancados, las naves de Colecor, la destrucción de la Rosaleda, la destrucción del Parque Cruz Conde.... carriles bici de risa, transporte público tercermundista e incapaz de abarcar a toda la población, dispersada en un urbanismo sin control.


8. Participación Ciudadana = Asociaciones de Vecinos perolistas que acuden a montar la bronca en cuanto los llaman del Ayuntamiento, sea para lo que sea. Lo del Parque Cruz Conde es un ejemplo de esta red clientelar sumisa.


9. Innovación Tecnológica = ja, ja, jaaa, jaaaaaa (lo siento, me he quedado sin palabras); lo mismo se refiere al proyecto de creación de un campo de golf en Rabanales 21, previa recalificación de los terrenos, con una titulación específica, como UCOGolf....


10. Comunicaciones que unen = aunque sea destruyendo en un 60% yacimientos como Cercadilla, casi por completo la Basílica de Coracho....



"El futuro tiene raíces". Nunca el cinismo llegó tan lejos. CÓRDOBA 2016 SÍ, pero para la ciudad, no para la foto de los políticos... y, por supuesto, que sirva para cambiar de una vez por todas esta ciudad y convertirla en una ciudad europea de una vez.


FIN.


9 comentarios:

Gerardo dijo...

Formatelo un poquito mejor Jerónimo.

José Manuel Ben-saprut dijo...

Hay personas en esta ciudad que no han llegado a oír jamás la palabra "cultura", y si lo han hecho, no saben de qué va. Ahora lo están haciendo con esto de la capitalidad. Los políticos (esos siempre atentos a la foto, que siempre hay y habrá) se están viendo obligados a hacer algo por este asunto, y eso terminará repercutiendo.
¡Joder, si tienes razón en todo! Pero no podemos construir una casa por el tejado; primero está la cimentación, y los pilares, y el resto de estructura, y además, hay que dejarlo que forje. Esto puede servir para que el bebé comience a decir sus primeros balbuceos, y luego se explicará mejor, y más tarde recitará, terminará orando en público... o no. Vendrán las exigencias en patrimonio, en medio ambiente, en educación... Lo que no podemos, o debemos, es no hacer nada y perder la esperanza. Al menos debemos intentarlo, y esta puede ser una apuesta, quizás no la mejor, pero seguro que tampoco la peor.
Como ejemplo, antes no iba nadie a escuchar a la Orquesta de Córdoba, y ahora se pelean por los abonos anuales. Poco a poco vamos mejorando nuestros museos (a la velocidad de caracol, eso sí) y la gente va a verlos. Algo debe de estar cambiando, a pesar de los políticos.
Pensemos en lo positivo de la capitalidad, y hagamos conocer a los cordobeses de que la cultura existe, independientemente de las pernoctaciones... o no.
Un saludo.

Jerónimo Sánchez dijo...

Llevas razón en que las cosas no se hacen en un día... pero llevamos años, Ben, años, con el tema de la capitalidad y, por ejemplo, la Arqueología ha sufrido un grado de destrucción tal que es incompatible pensar que una "ciudad cultural" pueda serlo machacando decenas de hectáreas de yacimientos arqueológicos. Y el problema es que todo lo que se hace tiene un enfoque estricta (y tristemente) político: ni cultural ni ciudadano. Aquí hay que retratarse, Ben, con hechos... no se puede chulear de ser muy cultural y, te das la vuelta tras la foto, y te cargas una almunia, o un acueducto. ¿queremos ser capital cultural de Europa y reventamos su legado histórico-arqueológico? eso no es empezar por el tejado... eso son los cimientos, nunca mejor dicho. Y termino... la única salida económica viable, sostenible y diferente a la que puede aspirar esta ciudad es rentabilizar su patrimonio. Qué mejor manera de ser una capital cultural con el área arqueológica visitable más grande de España, a la par que Roma, Pompeya, Cartago..... Los empleos, desde vigilantes a restauradores y arqueólogos serían estables, fijos y sostenibles; los ingresos por turismo subirían exponencialmente y, con ellos, la renta de todos los cordobeses. Y con esas rentas, fomentar la Música, la Pintura, el Arte Contemporáneo, el Teatro.... cimientos Ben, cimientos sustentados sobre la roca, no sobre la arena.....

Laurentino dijo...

El problema es que una verdadera apuesta por la cultura implica tiempo. Por ejemplo, con los tramos de acueductos que han aparecido y destrozado por la zona del Cortijo del Cura, Pryca-Sierra, Figueroa, etc. lo que pienso que se debería haber hecho es seguir de forma científica la pista a su traza, sacar a la luz más tramos, establecer servidumbres donde no se pueda construir, restaurarlos, establecer rutas didácticas... Pero claro, aquí lo que se hace es que cuando se los encuentran a salto de mata en sitios dispersos (siempre con una obra detrás, que cómo se va a parar, con el trabajo que generan) se los cargan, que es más rápido, y si les entran cargos de conciencia salvan lo que pueden y los "integran" (por no decir "esconden") en sótanos.

Y como las elecciones son cada 4 años, pues a ver quién es el "listo" que ve más allá de terminar e inagurar sus "obras" antes de que se abran las urnas. Esto sólo veo que se arregle con un gran pacto civil, con políticos incluidos.

Saludos.

Jerónimo Sánchez dijo...

Has descrito perfectamente, Laurentino, algo que llevo diciendo mucho tiempo: la Arqueología en Córdoba está vinculada a la especulación. Se excava lo que pagan los constructores, no existe un auténtico proyecto de investigación integral. Por tanto, pasa lo que acabas de describir. Lo del acueducto es de juzgado de guardia... pero no ha pasado nada. Y los pactos civiles, para que se den, necesitan de una motivación-protesta ciudadana tal que, a los políticos de turno, les sea rentable encauzarla a su favor sacándose de la manga un pacto. Y en Córdoba no sólo no existe ese motivación ciudadana... más bien al contrario la gente se regocija cuando se destruyen "piedras viejas" y se hacen bloques de pisos con cocheras, todo muy moderno.
Tal vez, con el tiempo, y con mayor difusión, y más trabajo, y más asociaciones... alguien haga algo. Espero que ya no sea demasiado tarde.

José Manuel Ben-saprut dijo...

Se regocijan con la destrucción arqueológica de esta ciudad porque no son capaces de tomarla como un pan caído del cielo, como debería ser, además ayudados por los medios de comunicación auspiciados estos por los intereses económicos que conlleva la especulación. Por eso digo que lo de la capitalidad puede ser un paso que se puede dar, y nunca un retroceso. Cuantas más personas tengan conocimientos más exigente será el pueblo con sus políticos. ¿Cómo vas a explicar a una persona que no se construye un edificio con locales comerciales junto a su casa porque existe un acueducto, si esa persona no sabe lo que significa realmente tener un acueducto romano en nuestra ciudad? Hay que sentar bases ya.

No sé, creo que no me estoy explicando bien. Lo siento.

Saludos.

Laurentino dijo...

Es verdad lo de la indolencia de la gente de Córdoba, pero antes llevaba mucho tiempo que se formase un grupo "protestón" (por llamarlo de alguna manera) que contara las verdades del barquero y que movilizase cada vez a más y más gente, hasta que los políticos tuviesen que recular.

Hoy con Internet creo sinceramente que se acortan sensiblemente los tiempos(no hay nada más que ver lo que se ha montado con lo del Parque Cruz Conde), y además es el contrapeso a esos medios amaestrados que señala José Manuel.

Un abrazo.

Gerardo dijo...

Las prioridades por la Cultura se ven en los Presupuestos del Estado: 100.000 euros para la Biblioteca y 30 millones para el aeropuerto.

Aeropuerto que como no sea que lo usen los de la base de la OTAN en Cerro Muriano me parece que va a estar tan vacio como el de Ciudad Real.

Esta distribución de presupuestos es un indicador claro de la repercusión de la Capitalidad.

Jerónimo Sánchez dijo...

... al Museo Arqueológico, según leí ayer, le han dado 20.000 € ... ese es el sueldo de un técnico contratado precariamente durante unos meses... sí señor, toda una apuesta por la cultura en esta ciudad.
Y no te olvides, Gerardo, de que si inútil es el aeropuerto, tanto o más es el Palacio de Congresos. Invertir en Cultura, en Museos, en Medio Ambiente... es invertir en futuro de forma sostenible. Lo demás, ya se sabe a dónde nos ha llevado.