martes, 6 de julio de 2010

NO AL "PALACIO DEL SUR"... o del sentido común

Ya era un problema cuando había pasta... ahora es una locura. Y algunos políticos se afanan en mantener la megalomanía. HOY viene en el Diario Córdoba un clamor (no se puede llamar artículo) en contra de esa salvajada urbanística y de ese despropósito económico que se autodenomina de forma tan cursi "Palacio del Sur".... Un magnífico grito de un profesor de la UCO que, cargándose de sentido común, pide que no se gaste el dineral ese en algo tan estúpido. Córdoba tiene otras potencialidades que deben ser aprovechadas. Es el mismo argumento que hace tiempo vengo sosteniendo en este blog.
Ahora bien, me gustaría que se mojaran aquellos, también, otros profesores de la UCO, así como algunos otros colaboradores de esta institución, en concreto aquellos relacionados con la Arqueología. Algunos de estos profesores, que ponen el grito en el cielo por nimiedades, llevan años ratificando y sosteniendo un convenio con la Gerencia Municipal de Urbanismo, que vincula la Arqueología a la especulación urbanística y no a la investigación. ¿Ellos piensan igual? ¿sus colaboradores dentro de la Gerencia piensan lo mismo? Estaría bien que se pronunciaran sobre la destrucción de los restos arqueológicos en pro de hacer hormigonazos..... se echa en falta algo así, la verdad. Lo que pasa es que, si critican el ladrillazo, ¿cómo van a justificar sus "avances" en el conocimiento arqueológico que ha estado pagado por los promotores y constructores? En fin, que digan algo.... si pueden.

15 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Jerónimo llevas razón. He leído el artículo de opinión a que te refieres y lo comparto. La de cosas que se hubieran podido hacer con el dinero tirado. Fue la megalomanía de un político y nadie ha tenido valor para decir ¡Basta!
Y junto con eso se gastaron del orden de sesenta millones en la exposición en la posada e inauguración del puente mohoso. Que se tuvieron que pagar por vía judicial, bueno eso por lo menos dijo la prensa, que se hayan pagado o no, es otro cantar. Pero eran sesenta millones de una mala gestión. ¿Si tuvieran que rendir cuentas de la mala utilización del dinero público? Pero como el castigo es político, otra cosa es que fuese económico.

Gerardo dijo...

Totalmente de acuerdo con este profesor de la UCO.
Fijate el mensaje que me he encontrado en mi página personal de sugerencias de Desideratas de la Biblioteca Provincial:

"El servicio de sugerencias de compra de la Biblioteca Provincial de Córdoba queda suspendido durante 2010 debido a ajustes presupuestarios."

Si las bibliotecas no tienen ni dinero para libros a principios de julio, cómo pretenden que nos metamos en obras faraónicas.

Jerónimo Sánchez dijo...

Paco: ya los romanos pedían cuentas de los dineros públicos malgastados... yo entiendo que a los gestores políticos se les debe pedir cuentas, no sólo de desfalcos, sino de mala gestión. Y ojo, mala gestión no es igual a déficit, porque yo entiendo que hay servicios públicos que deben mantenerse haya o no déficit, como sanidad o educación... sé que esto no está de moda, pero es así. El problema es qué se esconde detrás del déficit. Y si son obras faraónicas como estas, que no llevan a nada, sólo a una foto, pues imagínate. Ha sido muy valiente este profesor de la UCO, y más en los tiempos que corren, donde la gentuza política te la guarda... y lo triste es que los que se suponen que van a ganar -léase PP- piensan seguir con el suicidio económico que supone este proyecto nacido muerto.

Jerónimo Sánchez dijo...

Gerardo:
es una locura. Los museos, de los que ya hablé en otra entrada que tú también comentaste, están bajo mínimos, con una precariedad infinita. La décima parte del dinero del Palacio del Sur arreglaría esa situación en Córdoba y provincia, fíjate lo que te digo.
Y de las bibliotecas, ni hablamos.....
Si hablamos de Arqueología, se podría invertir de verdad este dinero en crear los parques arqueológicos que convertirían Córdoba en un referente mundial: Ategua, el Fontanar, Turruñuelos, Medina... habría para todos, ¡¡¡¡ DURANTE AÑOS !!!
Aunque, la verdad, ese dinero, tal y como están las cosas, debería gastarse en pagar las deudas del ayuntamiento, lo que daría vida y trabajo a cientos de personas, de cordobeses, durante varios años... Pero seguro que algún politicucho que da clases de democracia diría que esto que digo es demagogia.
Insisto en la valentía de este profesor. E insisto en que ha dejado con el culo al aire a sus "compañeros" del Departamento de Arte, Arqueología y Música.

Lisístrata dijo...

Siempre tan valiente, no menos que el profesor D. Manuel Pérez, tan ecuánime y tan luchador por aquello que nos hace más personas: la Cultura.

Gracias

Paco Muñoz dijo...

Esta mañana he estado hablando con un conocido que me ha comentado que, en una finca de un amigo suyo, en el valle de los Pedroches, existe un gran tramo de calzada romana y otra serie de cosas, todas dentro de la propiedad. Que esto es publico y ninguna administración ha ido a hablar con el propietario de la finca para nada, es decir que no les preocupa nada a nadie.

Paco Muñoz dijo...

Lisis ¿Quién es el profesor D. Manuel Pérez?

Lisístrata dijo...

Corrígeme si me equivoco, pero si me enterao bien, que con estos calores tengo el neuronal disperso y no atino, creo q es quien escribe el artículo al que alude nuestro amigo Jerónimo

saluditos >:0]

Alimoche dijo...

A mí el tanto el palacio de congresos como el dichoso aeropuerto me recuerdan a un episodio de los Simpsons en el que un charlatán vivillo engatusaba a la corporación municipal de Springfield con un absurdo monorail... Monorailll, Monoraillll! Hala, y todos cantando...

Y mientras los baños de San Pedro cayendose a pedazos... Esperemos que el invierno próximo no traiga tanta agua como el pasado, no creo que aguante otro igual...

Paco Muñoz dijo...

Me había confundido con otro Sr. Lisis

José Manuel Ben-saprut dijo...

El problema del Palacio del Sur no es ni su dimensión, ni su coste, ni su futuro uso. El verdadero problema está en la falta de planificación y en la precipitación. Sí, aunque parezca mentira, después de ¿eran diez? años de toma y daca con el dichoso Palacio del Sur, desde el OVNI que nos quería plantar Merino frente a la Mezquita, creo recordar, hasta hoy en día, solo ha habido precipitación, falta de planificación de futuro, de usos y necesidades. Lo único que se ha valorado ha sido la frenética carrera de esta sociedad y su parafernalia de demostraciones suntuosas entre las ciudades, la demostración de supuestas formas de vida derrochonas, el mostrar que nos sobra, el parecer atractivos y sentirnos admirados; el olvidarnos de la humildad y de lo sencillo. ¿Qué problema hay en ser la ciudad 57 en el baremo del BBVA en vez de la 4? ¿Por qué no contamos y valoramos mejor el bienestar de nuestros mayores? que sufren menos infartos y disfrutan de las estrellas en las noches de verano, y nuestros hijos patean las calles sin los obstáculos de los coches... (¿y si fuera así?) y mucho más.

No. Hemos decidido entrar en la competición, y ya es tarde para salir. No es el momento de retirarse (haberlo pensado antes), y ahora, como cualquier competición deportiva, hay que acabar el partido. Si tenemos que tomar bebidas isotónicas, tendremos que hacerlo, y plátanos para suministranos potasio, y sudaremos y acabaremos exhaustos. El partido ha empezado, y ya no hay marcha atrás. Que no se hubieran inscrito en la competición.

No estoy de acuerdo en retirarnos ahora que el árbitro ya ha pitado varias faltas en nuestra contra.

El Palacio del Sur se tendrá que construir porque los representantes a quienes hemos votado democráticamente, sabiendo todos nosotros que lo iban a hacer, han decidido hacerlo pese a quien pese. Han encendido entre los cordobeses la llama competitiva, y ya no hay marcha atrás.

Yo soy partidario de que se termine construyendo, porque ese es el camino que se ha decidido tomar, y pocos entenderían ahora que no se hiciera. A nadie le gusta el fracaso.

Y a lo mejor, queda hasta bien.

Jerónimo, siento la excesiva extensión de mi mensaje.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Me parece muy respetable tu argumentación José Manuel, y mucho más lo que dices “y su parafernalia de demostraciones suntuosas entre las ciudades”, pero hay otra solución y es parar y no hipotecar otras corporaciones con un “trampón”. No es nada deshonroso -aunque había que valorar que entienden algunos por honra- esperar a tiempos mejores. Ni mucho menos rectificar, que siempre es de sabios. En este follón nos metió a los cordobeses un megalómano que ahora estará tan tranquilo en su casa, y los siguientes venga a dilapidar el presupuesto, pasado, presente y venidero, por el capricho del susodicho y quitárselo a cuestiones mucho más productivas. Si los errores los pagaran de su peculio particular seguro no se metían en follones, es muy fácil tirar con pólvora ajena. En fin eso es lo que hay y el problema fundamental es no tomar decisiones adecuadas, pues cada decisión errónea significa muchos millones de euros.

José Manuel Ben-saprut dijo...

No te falta razón, amigo Paco, pero ¿no sería peor dejar atrás ahora esos miles o millones de euros invertidos por solo una maqueta y un dibujo de un arquitecto famoso?

Imagínate que ahora se cancelara todo. ¿Cuánto nos habría costado el sueño? ¿Qué beneficio habríamos sacado? Veríamos a algún político dimitiendo (o no, dependería de su dignidad), pero, ¿y el sentido práctico de la situación? Esto había que haberlo previsto antes de iniciar el camino. Ya es tarde, a mi entender.

Por supuesto que es fácil, o al menos lo supongo, actuar con los dineros de los demás, y tomar decisiones a pesar de los pesares, y con las consecuencias que causen, pero son los políticos que hemos elegido, y sabiendo que lo iban a hacer. Es el resultado de nuestra propia decisión, como comunidad.

En fin, que yo sigo pensando que esto hay que acabarlo, y que hay que seguir adelante. A mí no me gusta dejar las cosas a medias, y menos cuando esas cosas afectan a mi ciudad.

Un abrazo, maestro.

Paco Muñoz dijo...

La verdad es que es complicado, pero como siempre nadie "apechuga" con la responsabilidad. A toda esta historia hay que sumar unos gastos en fastos, que también se las trae.

Jerónimo Sánchez dijo...

... vaya... me voy unos días a Alicante y se me amontona el trabajo...

A ver:

1. Gracias a tí, Lisis por tus comentarios... no sé qué más decir.

2. Alimoche, no puedo estar más de acuerdo contigo. Y como en el capítulo ese, no sólo hay estupidez colectiva y ganas de fardar ante los vecinos. Mucho me temo que aquí también hay pasta, mucha pasta para unos pocos, y no todos son empresarios...

3. No coincido contigo José Manuel. Una retirada a tiempo es una victoria. Y aquí, como sigamos, por los motivos que sea, nos vamos a endeudar hasta cotas insospechadas. Creo que la sociedad entendería perfectamente que cuando se hicieron gastos se podía gastar y ahora no. Esto de "sostenella e non enmendalla" puede desencadenar la ruina de una ciudad ya medio hundida. Lo siento, pero no retirarse empieza a ser, cada día más, en una no-opción. Y, ojo, con el aeropuerto, lo mismo, eh. Se ha gastado mucho dinero, pero es mejor parar y dedicar el dinero a otra cosa. Estos llamados proyectos de ciudad son, en realidad, proyectos de políticos vinculados al ladrillo. Nada más. Y algunos no se dan cuenta que eso ya pasó a la historia. Cuanto más tardemos en darnos cuenta, peor para nosotros.