sábado, 28 de marzo de 2009

MODERNIDAD Y RESPETO AL PASADO.



¿Se puede ser moderno y, al tiempo, respetar los yacimientos arqueológicos? 
La respuesta, a la vista de la fotografía y del artículo, es
Lo único que hay que hacer es tener las prioridades claras. Y eso es, precisamente, lo que falta aquí... tener las ideas claras. 
Bueno, otro ejemplo de que las cosas se pueden hacer de otra manera, de que hay vida más allá de la modernidad absurda como fin en sí mismo, y de que el problema no es la Arqueología sino aquellos que piensan que la Arqueología es un problema. 
Córdoba, de nuevo, ante el espejo... y el reflejo que devuelve no puede ser más deprimente. 

2 comentarios:

Lisístrata dijo...

Suelos de este tipo los he visto en algunas casas del casco antigüo de Cádiz, con perfecta iluminación para poder contemplar y recrearse en las piedras de otros momentos de la historia.
Está muy bien esta manera de conjugar lo nuevo con lo de antaño. Es verdad que debieramos aprender. A ver si tengo más tiempo y te mando a tu correo personal alguna información de yacimiento romano y otra de zona de fósiles para que hagas tus pesquisas.

un saludo Jerónimo y gracias por el enlace sobre el yacimiento de Olmeda, es muy interesante.

Jerónimo Sánchez dijo...

Gracias a ti por seguir el blog. Mándame lo que quieras... que si sé algo de lo que me preguntas encantado te lo haré saber. Aunque mis conocimientos son muy limitados en determinados temas.

En cuanto a la exposición pública de restos de una forma atractiva, también los hay en Córdoba. Lo que ocurre es que no tengo fotos y no lo he puesto, pero también aquí se saben hacer las cosas, por lo menos algunos... El ejemplo está en la Cafetería Roldán de Puerta de Gallegos, donde el suelo ha sido sustituido por un cristal que permite ver la muralla; igual pasa en la sede central de Cajasur, en Tejares... es decir, que las cosas se saben hacer... otro problema es hacerlas y otro, mucho más gordo, hacerlas bien.